Por qué no canciones

Una canción. Watteau.

Una canción.
“La canción de amor” (h. 1717). Jean-Antoine Watteau (1684-1721)

 

La fragua del día

Tas, tas, tas.

Yunque, martillo,

fragua.

Tas, tas, tas.

El fuego del sol

lo modela el agua.

Tas, tas, tas,

Por poniente, la mar

templa la llama.

Tas, tas, tas.

Luces, color,

resplandor, fogata.

Tas, tas, tas.

Sonidos mudos

de la tarde en calma.

Tas, tas, tas

Que en la forja del día

el ocaso se labra.

Tas, tas, tas.

Herrador de las sombras

cerrajero del alma.

(Marzo, 2013)

 

La fragua de Vulcano, de Velázquez.

“La fragua de Vulcano” (1630). Diego Velázquez. Museo del Prado (Madrid).

 

Ocaso. Atardecer.

Puesta del sol. Ocaso.

 

Despedida

Me miras con el color

de la flor del cantueso.

Ojeras, bajo la luz

de tus ojos, yo veo.

Y no puedo hacer nada.

No me puedo quedar.

Y lo siento.

Me miras con el color

de la flor del cantueso.

Con un tono morado

de tristeza, de llanto,

de recuerdos.

Me llevaré el color

de malva en mis recuerdos.

El olor de la lavándula,

por siempre ya

cubrirá mis pensamientos.

Y no puedo hacer nada.

Ya me debo marchar.

Y lo siento.

Lo siento.

Flor de lavanda

Flor de lavándula (también cantueso o lavanda) JMV

Vagalumes

Vagalumes,

luciérnagas,

luces errantes,

Porque la luz siempre pasa.

no puede quedarse,

no se queda nunca,

no puede quedarse.

Nos muestra el camino.

No puede quedarse.

Nos enseña a ver.

No puede quedarse.

Vagalumes,

luciérnagas

luces errantes.

(julio de 1999)

Luciérnagas

Luciérnagas. Luces vivas.

Muele que muele

Muele la aceña

rueda el molino,

como pasa el agua,

que se fue y no vino.

Que se fue y no vino

que se fue escapando,

por entre las piedras

se fue deslizando.

Que se fue y no vino

que no volvió nunca,

que encontró su suerte

por otro camino.

Como pasa el aire

que se fue a otra parte,

que se fue a otro sitio,

del que no volver.

Y la piedra rueda

que rueda, rodando.

Y la muela muele

que muele, majando.

Y las aspas giran

que giran, girando.

Y el aire, baila

que baila, bailando.

Y el viento, vuela

que vuela, volando.

Y las fuerzas

del agua y el aire

escapando.

(octubre de 2011)

Y fue rueda de molino. JMV.

Y fue rueda de molino. JMV.

Popular

 

 

Teño lanchas, teño redes

e teño peixes no mar,

teño unha moza bonita,

xa non quero traballar

 

(Popular gallega)

Tengo barca,

tengo redes,

tengo caña,

tengo mar.

Y tengo a mi compañera.

No me puedo preocupar.

Tengo huerta,

tengo tierra,

tengo harina,

tengo pan.

Y tengo a mi compañera.

No me puedo preocupar.

Tengo aceite,

tengo leña,

tengo fuego,

tengo hogar.

Y tengo a mi compañera.

No me puedo preocupar.

Tengo fuente,

tengo pozo,

tengo agua,

tengo sal.

Y tengo a mi compañera.

No me puedo preocupar.

Tengo vino,

tengo amigos,

tengo risa,

tengo afán.

Y tengo a mi compañera

No me puedo preocupar.

Tengo vida,

tengo fuerza,

tengo ganas,

tengo edad.

Y tengo a mi compañera

No me puedo preocupar.

(Mayo de 2013)

Los almendros en flor, Darío Regoyos, 1905. Museo Carmen Thyssen, Málaga

Los almendros en flor, Darío Regoyos, 1905. Museo Carmen Thyssen, Málaga

Coplilla (Popular)

Cómo no voy a quererte

con esos ojos,

camino entre la espuma

de mar verdoso.

Cómo no voy a quererte

cuando me miras

si viene el mar de golpe

a tus pupilas.

Y el mar me ahoga,

cubierto de pestañas

en vez de olas.

Olas en la playa

Las olas rompen en la playa

9 respuestas a Por qué no canciones

  1. isabel dijo:

    Me gusta la flor de la lavanda. Me gusta su color malva (lo sabes). Pero, sobre todo, me gusta leerte: “escuchar” tus versos sencillos y cercanos, detenerme -y ahora puedo- en tus palabras, que hablan de sitios, de cosas, de colores y olores, de sentimientos y pensamientos que me llegan (ya lo sabes), que me complacen y que te agradezco por hacérmelo sentir así.
    Gracias por seguir exponiendo tus escritos.

    • Es cierto, sé que esta flor te gusta, que el suyo es tu color. Me ha alegrado mucho este comentario tuyo, pero, sobre todo, me ha gratificado muchísimo que te hayas “atrevido”. Gracias por oírme, Isa. Un gran beso.

  2. Loly dijo:

    Me gustan tus poemas, cuando los leo, siempre me veo en otro lugar, serán las palabras, los olores o los colores, que a mí me llevan lejos, y me hacen añorar un mundo en el que apenas pienso, pero al que pertenezco. Un abrazo

  3. Agustín dijo:

    Mercedes me gusta “Muele que Muele”, porque lleva en sus palabras la música de la molienda. Es en efecto una canción, cuando la leo en voz alta resuena en mí la magia de la rueda de piedra, el rozar del agua en el rodezno, la vuelta y revuelta de la volandera contra la solera. Gracias por seguir mandando luces en estos tiempos grises.

    • Agustín, me alegra eso que dices. Pues mi intención era, de manera sencilla, reproducir el soniquete del roce, del agua, del viento, con el ritmo. Y tú lo has visto así. Gracias y un beso para todos.

  4. Isabel dijo:

    ¡Qué bonita esta poesía de “tengo”…! Había que recordarla siempre porque me parece que es muy importante el valorar lo que se tiene y decirlo así directamente, como a mí me gusta. Es verdad, cuando se tiene compañera o compañero ya no hay por qué preocuparse y todo cobra más valor si cabe. Pero aunque en este poema está dicho todo lo que tiene valor, hoy y ahora me quedo con: “Tengo amigos” “No me puedo preocupar”. Gracias, amiga, Mercedes.

  5. Sí, Isabel. Cuando la subsistencia está resuelta todo es más fácil. Pero existe para el ser humano, para las personas, otro alimento, otro abrigo, igual de importante, y ese está en quienes te acompañan en la vida: compañeros, amigos, familia, pareja… Es muy importante tener cerca a quien te acompañe, te aconseje, te escuche, y te de calor, amistad, amor… y también con quien poder hacerlo por nuestra parte. Las preocupaciones, aunque siguen estando, se llevan de otra forma, ¿no crees?. Desgraciadamente muchas personas no podrían cantar esta canción y, todo, sin duda, les será menos llevadero. Por fortuna, también para mí, no este tu caso. Ni el mío, por supuesto. Gracias a ti y un fuerte abrazo.

  6. Ah! Isabel. Y algo más. Que nos dure siempre. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s