Gesto de adiós a José Luis Sampedro

Ayer, 9 de abril, conocíamos la noticia del fallecimiento de José Luis Sampedro, que el día anterior se despedía de la vida, de ésta, a su modo, discretamente, con su estilo personal. En la otra, en la de la memoria, seguirá estando.

Se ha marchado cargado de años, y también de muchas cosas que enseñar desde su silla de profesor. Como se dice, muchas veces en estos casos, parece que siempre se van los mejores. No es cierto, los peores, por suerte, también. Los primeros, siempre pronto, los otros, en cambio, siempre tarde.

Esta mañana comentaba la noticia con mi amigo Migue Ángel y referíamos algunas de sus frases, cargadas al mismo tiempo de sensibilidad y de sensatez. Él me decía que le oyó decir en una entrevista que los seres humanos no tenemos sólo el derecho de vivir la vida, tenemos la obligación de hacerlo. Yo, por mi parte, citaba esa frase tantas veces recordada de que existen dos tipos de economistas, aquellos que trabajan para que los ricos sean más ricos y los que lo hacen para que los pobres sean menos pobres. Sin duda, José Luis Sampedro cumplió con las dos proposiciones.

Hoy, en este sencillo blog, quisiera tener un breve recuerdo a su figura y me quedo con una creencia suya, con un dogma de vida personal, que sirve de entrada a su página oficial. Y es este

CREDO PERSONAL

Creo en la Vida Madre todopoderosa

Creadora de los cielos y de la Tierra.

Creo en el Hombre, su avanzado Hijo

concebido en ardiente evolución,

progresando a pesar de los Pilatos

e inventores de dogmas represores

para oprimir la Vida y sepultarla.

 

Pero la Vida siempre resucita

y el Hombre sigue en marcha hacia el

Mañana.

Creo en los horizontes del espíritu

que es la energía cósmica del mundo.

Creo en la Humanidad siempre ascendente.

Creo en la Vida perdurable.

Amén

J. L. S.

(http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/sampedro/home.htm)

Aurora (Trafalgar). Autor: JMVArgas

Aurora (Trafalgar). Autor: JMVArgas

Yo, por mi parte he querido hacer un sencillo homenaje a su memoria, particular y propio, y me he atrevido a hacer un pequeño experimento, una especie de juego utilizando como piezas los títulos de sus obras. Espero que tanta osadía, allí donde esté, no le incomode.

Mientras la tierra gira

El río que nos lleva

tiene la Mar al fondo.

 

Siguiendo La senda del drago,

La vieja sirena

busca Un sitio para vivir

un Real Sitio,

donde no hay Fronteras.

 

Allí galopa El caballo desnudo

y vuela La paloma de cartón.

Y El amante lesbiano

ensaya la Sonrisa etrusca

mientras sueña con La ciencia y la vida.

 

El mercado y la globalización

se discute en un

Congreso en Estocolmo

Sobre política, mercado y convivencia.

Y La sombra de los días

cae sobre Octubre, octubre.

 

Mientras,

bajo La estatua de Adolfo Espejo

suena el Cuarteto para un solista.

 

Y, de momento,

tendrán que entrar Los mongoles en Bagdad,

antes de lograr una Economía humanista.

Porque está La inflación (al alcance de los ministros).

 

Menos mal que, por suerte,

Escribir es vivir.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en palabreando. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Gesto de adiós a José Luis Sampedro

  1. Isabel dijo:

    ¡Qué bonito! ¡Qué bonito! Te quiero por estos ratos y por otros que no quedan escritos pero que se encuentran bien guardados en el corazón. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s